Google


No encontrada


Tratamiento del agua

La calidad del agua es primordial para la obtención de un buen café. El agua calcárea da un café duro y amargo. Por lo tanto, conviene emplear agua mineral con bajo contenido de calcio (ciertas aguas de manantial), o agua corriente depurada por un descalcificador. Otra solución consiste en filtrar el agua en un recipiente con filtros amovibles. Este proceso presenta la ventaja de filtrar los olores y las impurezas, al mismo tiempo que descalcifica el agua. Los profesionales utilizan generalmente un descalcificador automático completado por un filtro que elimina el olor a cloro o a ozono, particularmente frecuentes durante las estaciones cálidas, del agua “del grifo”. Un gran principio siempre vigente: el agua no debe hervir realmente. Se debe utilizar un agua a punto de hervir, entre 92° y 95° C.





  - Condiciones óptimas de una máquina express
  - Taza aconsejable
  - Montar la leche espumada
  - Tratamiento del agua
  - Mantenimiento de la máquina de café express
  - La mano del ser humano